¡HOLA, MUNDO!

Si sois adeptos/ freaks  de la comunicación, sólo con el nombre del blog podréis haceros una idea de qué vamos a hablar, si no, esperamos que lo acabéis siendo.
Aclarar que este nombre viene de una de las grandes teorías de la comunicación. En un momento de guerras (entre los años 20 y 30) y  con las primeras apariciones de la publicidad en el mundo, había un miedo desmesurado hacia este nuevo inquilino que se colaba en las casas y de la que era difícil de escapar. Harold Lasswell llegó a la conclusión de que la forma de funcionar de la propaganda era muy parecida a la de la una aguja hipodérmica; sin que a penas te des cuenta se va filtrando bajo la piel y se asume de una forma natural. Sin que te des cuenta!! A día de hoy la paranoia ha desaparecido, sin embargo, sus efectos son más potentes que nunca.

Usted no le puede vender a una persona que no esté escuchando“.

William Bernbach.

Bernbach, uno de los maestros de la publicidad, con estas palabras dio en la clave, lo que las nuevas generaciones de publicistas persiguen: llamar la atención. Por supuesto, en la época de la digitalización  la red será fundamental, y no sólo conseguirán “filtrarse bajo nuestra piel” sino que nos harán cómplices, nosotros mismos somos las herramientas para difundir y dar fuerza a estos mensajes. Ha pasado a ser un juego que nos gusta, nos encanta cómo excita nuestros sentidos y sentimientos. Disfrutamos, reímos, asombramos, repugnamos, lloramos… con la publicidad. Ya no necesita ser sutil, ¿para que?
benetton

ambient-marketing-6